FANDOM


Los acontecimientos vividos días pasados, daban a entender que los conflictos no han hecho más que empezar en una de las empresas más importantes del país, nuestra entrañable y contaminadora ENSIDESA. Al paro iniciado por la factoría Oeste (Avilés) el pasado viernes dia 23 de Enero de 1976, la dirección de la Empresa Siderurgica respondió de forma contundente pero que, en realidad era esperada: la suspensión de empleo y sueldo durante 21 días de los productores que habían tomado parte en la huelga ilegal, y que fuentes extraoficiales cifraban en 9000, mientras que el servicio de información sindical hacía pública la nota de 5.200.

La reacción de los trabajadores a esta medida de la empresa tampoco se hizo esperar, y así, el domingo día 25, en que les fue comunicada la sanción, unos mil productores del turno de la mañana se reunieron en el tren de hojalata, de donde fueron desalojados por la fuerza pública. Al no conseguir su empeño, los afectados se congregaron, a primeras horas de la tarde,en las Iglesias avilesinas de Santo Tomás (Sabugo) y Santa Bárbara de Llaranes, en número cercano al medio millar en cada uno de los templos, con la intención de encerrarse en los mismos, en señal de protesta. La fuerza pública, que tuvo conocimiento en un principio de sólo uno de los encierros, el de Santo Tomás, se personó con media docena de jeeps en las inmediaciones de la citada iglesia, donde la policía municipal avilesina colaboró a "controlar" el tráfico. El acceso de personas al templo no fue impedido por la policía que se limitaba a permanecer expectante, dado que, por ser domingo, los trabajadores encerrados se mezclaban con el público que acudía a los oficios religiosos correspondientes, que se desarrollaron normalmente. No obstante, la presencia de curiosos en las cercanías del templo iba en aumento, por lo que, efectivos de la policía armada procedieron en diversos momentos a alejarles del lugar, labor dificultosa, dada la hora y la zona, muy habituales de la juventud avilesina, especialmente los días festivos. Alrededor de las siete de la tarde, parte de las fuerzas de orden público se retiraron quedando un jeep de retén.

En Llaranes Editar

Mientras, en la iglesia de Santa Bárbara, otro grupo de productores sancionados celebraban una asamblea en la que, a mano alzada, ratificaron las peticiones a efectuar a la empresa, para la normalización de la producción. El levantamiento de sanciones, la garantía de que no se tomarán represalias, la readmisión de despedidos por causas de tipo "político-laboral", y la continuación de las negociaciones del convenio partiendo del mínimo negociado con la factoría ESTE (Veriña) pero con diferente estructura salarial.

Aprobados todos los puntos, los trabajadores se dispusieron a afrontar la "papeleta" de un encierro de varias horas, por lo que varios de ellos se encargaron de la búsqueda de los elementos necesarios (mantas, provisiones, café, cigarrillos), que se compraron con el dinero de una colecta espontánea entre los trabajadores encerrados. Al ir a recoger su automóvil para hacer estas gestiones, uno de los productores, Higinio Álvarez, y un jurado, Lucio Feijoo, se encontraron con la desagradable sorpresa de que tenían rajadas las cubiertas de las ruedas de sus coches.

La asamblea continuaba mientras se hacía acopio de material, pasándose a aprobar, también a mano alzada y por unanimidad, las medidas complemetarias a adoptar en señal de protesta por la sanción, llegándose al acuerdo de que los hijos de los productores sancionados no acudieran a clase el lunes y que las mujeres "boicotearan" el comercio.

Sobre las ocho de la tarde se personó en el templo el párroco de Santa Bárbara, don José Espina, para decir a los sancionados que acababa de recibir un comunicado de la policía en el sentido de que desalojarían el templo si los productores no lo hacían voluntariamente. Los encerrados, tras considerar el nuevo cariz de los acontecimientos decidieron esperar a que la policía consiguiera los permisos oportunos. Finalmente, ante la presencia de las fuerzas de orden público, abandonaron la iglesia alrededor de las diez de la noche, y así finalizaria el domingo.

El Lunes Editar

Tras estos acontecimientos er de esperar un lunes también "cálido", y efectivamente, así fue. En la mañana del lunes, los productores sancionados trataron de celebrar una asamblea en los locales de la Casa Sindical Avilesina, pero les fue impedido por lo que, una vez más, se encaminaron a la iglesia de Santo Tomás (Sabugo), donde fueron disueltos por elementos antidisturbios de la policía armada. trataron entonces de intentar de nuevo penetrar en la Casa Sindical, pero les fue impedido otra vez, registrándose además una amenaza anónima de bomba, que resultó se falsa. Tras varias carreras por las calles avilesinas, los productores, muchos de los cuales llevaban consigo a sus hijos pequeños, se disolvieron.

En resumen, que la factoria de ENSIDESA se encuentra prácticamente parada, funcionando tan sólo los equipos de manteniento, en evitación de averías catastróficas.

Bibliografía Editar

Extraído de Asturias Semanal

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar